Ir al contenido principal

Miguel Riquelme firma de la Alianza para poner fin a la violencia contra las mujeres.

Saltillo, Coah.- El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís refrendó el firme compromiso de su Gobierno de asegurar el pleno disfrute de los derechos humanos de las mujeres y niñas coahuilenses, en condiciones de igualdad y equidad social, en especial de garantizar su derecho a vivir libres de toda forma de discriminación y de violencia. 



 

Lo anterior en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemoró en Coahuila con la firma de la Alianza para poner fin a la violencia contra las mujeres, iniciativa que nace de la Sociedad Civil y el Gobierno del Estado, y que involucra a universidades y la Iniciativa Privada.

 

Riquelme Solís recordó que al inicio de su Administración se implementó la estrategia de Cero Tolerancia a la Violencia, con el objetivo de garantizar que quien agreda a una mujer no goce de impunidad.

 

Mencionó que para ello se adecuó el marco normativo, al impulsar junto a las diputadas y los diputados de la Legislatura pasada y la actual una armonización legislativa del ordenamiento estatal en consonancia con los contenidos de los tratados internacionales.

 

“Hoy podemos decir que las leyes coahuilenses han asumido los lineamientos de las Convenciones que México ha firmado”, mencionó el Gobernador.

 

Agregó que con todas las Secretarías del Gabinete Estatal se trabaja de manera transversal mediante capacitaciones permanentes a las y los funcionarios públicos, a fin de garantizar una atención adecuada.

 

“En nuestro estado hemos trabajado para generar condiciones de igualdad para las mujeres, pues reconocemos que la discriminación y la desigualdad son el primer tipo de violencia en su contra”, reconoció.

 

En ese sentido, Riquelme Solís señaló que el Congreso local está conformado en su mayoría por mujeres, al tiempo de enumerar algunas de las acciones en pro de las mujeres que su Gobierno ha puesto en marcha para su empoderamiento económico, como la entrega de los cerca de 8 mil créditos para el desarrollo de empresas y proyectos productivos; el programa de educación gratuita para mujeres en situación de violencia, en el que estudian mil 500 mujeres en los Centros de Justicia y en el Instituto de las Mujeres, y más de 2 mil se han graduado en educación preparatoria y talleres para el empleo.

Comentarios